Preguntas Más Comunes

Last Updated: Jul 29, 2020

Preguntas Generales

1. ¿Cuál es el propósito del Acuerdo de Glasgow?

El propósito del Acuerdo de Glasgow trata de recoger la iniciativa de los gobiernos e instituciones internacionales y crear una alternativa de acción y articulación para el movimiento de justicia climática. Hasta ahora el movimiento de justicia climática ha venido poniendo el foco en presionar a los gobiernos para llevar acabo acciones por el clima, o también en insistir en acuerdos internacionales más firmes dentro del marco de la Convención Marco del Cambio Climático de Naciones Unidas (CMCCNU), tales como el Protocolo de Kioto en 1997 o el Acuerdo de París en 2015. Mientras tanto las emisiones han continuado aumentando. Por ello, el Acuerdo de Glasgow propone que la sociedad civil provea de su propio plan de acción, para dejar de seguir esperando a que los gobiernos e instituciones internacionales lo hagan por ella. Aspiramos a usar una gran variedad de estrategias y tácticas, incluyendo desobediencia civil para alcanzar los cortes de emisiones necesarios para evitar un aumento de temperatura de 1.5ºC en 2100.

2. ¿Qué organizaciones se encuentran detrás del Acuerdo de Glasgow?

¡Más de 110 organizaciones de todo el mundo se comprometieron con el Acuerdo de Glasgow! Aquí puede encontrar una lista de los que participan en ello.

La propuesta por el Acuerdo de Glasgow fue presentado por la primera vez a la reunión de By2020WeRiseUp en Iberia (España y Portugal), en febrero 2020 y a la reunión de By2020WeRiseUp en Bruselas a principios de marzo. Activistas de organizaciones y movimientos de base de todo el mundo fueron consultadxs sobre el primer borrador.

Nuestra primera asamblea tuvo lugar a finales de marzo y desde entonces, el Acuerdo de Glasgow fue construido por decenas de organizaciones de todo el mundo, con procesos claros y abiertos, donde el único criterio de participación era la voluntad. Nuestra discusión política fue franca y abierta, convergimos donde pudimos y divergimos donde tuvimos que hacerlo, para llegar a nuestro acuerdo final.

3. ¿Por qué se llama Acuerdo de Glasgow?

Se llama Acuerdo de Glasgow porque en un principio la propuesta inicial se iba a firmar durante la COP26 en Glasgow, la cual tendría lugar en noviembre de 2020. Dado el aplazamiento de la COP26 a 2021, comenzó una discusión en torno al nombre del Acuerdo. Finalmente las organizaciones decidieron mantener el nombre de «Acuerdo de Glasgow», añadiendo el subtítulo de «El Compromiso climático de los Pueblos».

¿Quién puede unirse al Acuerdo y cómo?

4. ¿Qué organizaciones pueden unirse?

Cualquier movimiento social u organización, pequeña o grande, local, regional, nacional o internacional, puede unirse, con las excepciones de partidos políticos e iglesias (grupos religiosos pueden unirse). Es necesario que las organizaciones se encuentren registradas legalmente en su país. Las empresas comerciales no deberían unirse, ya que el propósito del Acuerdo es estrictamente no-comercial.

5. Nuestra organización es buena resolviendo aspectos técnicos, pero está muy lejos de la acción directa, ¿podemos unirnos?

Sí, uno de los cometidos de este Acuerdo es compartir habilidades globalmente, así que podrías ayudar a otras organizaciones con tus habilidades técnicas, y otras organizaciones pueden ayudarte con tácticas de acción directa y otras habilidades que busques. (Ver pregunta 6).

6. Mi organización no piensa en practicar la desobediencia civil, aunque sí la considera como un medio legítimo que pueda ser usado por otras organizaciones, ¿podría ser parte del Acuerdo?

Sí, tu organización puede formar parte del Acuerdo, siempre y cuando no se oponga al ejercicio de la desobediencia civil por parte de otras organizaciones.

7. ¿Cómo puedo unirme al Acuerdo de Glasgow?

Si tu organización quiere firmar y comprometerse a participar activamente en el Acuerdo de Glasgow, debe rellenar el formulario en contacto.

Una vez que haya enviado el formulario de contacto, le enviaremos un kit de bienvenida y agregaremos su correo electrónico a nuestros canales de distribución y comunicación.

¿Cómo funciona?

8. ¿Cómo es la estructura del Acuerdo de Glasgow?

El Acuerdo de Glasgow no tiene una estructura fija, para así poder adaptarse a las necesidades y al contexto. Tenemos una asamblea y grupos de trabajo. Los siguientes principios de trabajo han de ser respetados:

  • i) las decisiones son tomadas por consenso;
  • ii) inclusividad y respecto;
  • iii) descentralización;
  • iv) el único espacio correcto para decisiones políticas es la asamblea;
  • v) la asamblea es un cuerpo soberano;
  • vi) tan solo aquellas organizaciones que se han comprometido a elaborar el Acuerdo de Glasgow pueden remitir propuestas para el texto del Acuerdo.

9. ¿Cómo se toman las decisiones sobre el proceso y el Acuerdo?

El proceso de toma de decisiones y de propuestas se articulan a través de grupos de trabajo y de asambleas. Buscamos tomar decisiones mediante consenso. Las decisiones políticas, y las decisiones en general, se toman en la asamblea. Esta también encarga cuestiones a los grupos de trabajo, los cuales deciden sobre su propio proceso interno y operativo para cada encargo. Los grupos de trabajo pueden dirigir propuestas a la asamblea.

El proceso de toma de decisión sobre el acuerdo no podía permitir a un abuso de poder ni a jerarquías, debiendo presentar un esfuerzo activo hacia el consenso sin perder de vista el propósito de la escalada y el compromiso. Por ello, durante los primeros meses hemos usado ciclos de feedback continuos para el desarrollo y elaboración del texto.

Las únicas restricciones al texto han sido que debia ser corto y conciso, en relación a los límites de tiempo y emisiones, así como a las definiciones de justicia climática y desobediencia civil.

Hemos llegado a consenso sobre el texto del Acuerdo en la asamblea del día 18 de Octubre. Podrá leer el texto aqui.

10. ¿Cómo me puedo unir a la Asamblea?

La participación activa en las asambleas se encuentra condicionada al compromiso de cada organización a participar en el Acuerdo de Glasgow (ver ¿Cómo puedo unirme al Acuerdo de Glasgow?).

Aquellas organizaciones que estén interesadas en unirse pueden ser invitadas como observadoras (lo que incluye poder realizar preguntas), pero no podrán tomar parte en decisiones hasta que su organización haya expresado su compromiso.

Las personas individuales que hayan confirmado su compromiso de elaborar el Acuerdo de Glasgow pueden unirse a las asambleas pero no podrán realizar proposiciones políticas.

Hay un esfuerzo activo por tener traducciones simultáneas en las asambleas. Es posible que en el futuro podamos crear asambleas regionales o en base a distintos idiomas.

11. ¿Cómo puedo unirme a los grupos de trabajo?

Después de que tu organización o tú hayáis confirmado vuestro compromiso recibiréis un paquete de bienvenida con los pasos necesarios para unirse a los grupos de trabajo.

12. No hablo inglés; ¿cómo podría participar?

Por ahora, nuestro idioma de trabajo es principalmente el inglés. Si bien reconocemos la necesidad de expandirnos a diferentes idiomas de trabajo pronto, particularmente a español y francés.

Se está trabajando en soluciones para personas que no hablan inglés, pero algo aún en proceso. Por ahora, hemos traducido el texto al español, francés y portugués. Sin embargo, puedes comunicarte con nosotros en otro idioma (especialmente en español, portugués, francés, …) y estaremos encantados de ayudarte de cualquier manera posible y buscar formas de hacer el proceso más inclusivo. Reconocemos que este es un hecho importante para construir un Acuerdo de Glasgow verdaderamente global e inclusivo.

Sobre el Acuerdo

13. ¿Cómo es el inventario que se va a realizar?

El inventario consistirá en una lista de las principales fuentes de emisiones dentro de un Estado (o región, si fuera más útil), centrándose en infraestructuras específicas, sectores y compañías. Basándose en estas, las organizaciones parte del Acuerdo de Glasgow de cada Estado o región desarrollarán prioridades de reducción de emisiones, es decir, una lista de las infraestructuras que deben cerrarse a través de diferentes medios. Este inventario tendrá en cuenta las condiciones históricas y políticas específicas de cada país y el nivel de reducción de emisiones requerido se analizará bajo la perspectiva de su «parte justa», esto es, de acuerdo a su responsabilidad histórica.

14. ¿Es la producción del inventario un ejercicio complicado? (No estamos seguros de poder comprometernos a algo si luego no tenemos las capacidades de lograrlo).

Hay una guía detallada de cómo hacer el inventario del Acuerdo de Glasgow y todos los grupos recibirán el apoyo del Grupo de Trabajo de Inventario y Agenda Climática, que es un grupo de trabajo permanente. Este grupo de trabajo también reunirá instituciones académicas.

El nivel de complejidad dependerá de la región y el contexto local. Sin embargo, todos estamos aprendiendo juntos y hay espacio para diferentes conocimientos y capacidades, por lo que lo único que necesitan ustedes es voluntad y energía y estaremos allí para ayudarles.

15. ¿Qué ventaja ofrece el foco en las infraestructuras?

Cuando las instituciones producen sus proyectos por el clima, se dividen el porcentaje total de los gases de efecto invernadero que deben reducirse a través de sectores diferentes. Mientras que necesitamos comprender dónde las reducciones son requeridos en muchos casos, este enfoque ha resultado en acción inadecuada. En cambio, si usamos esta información para guiar los inventarios que se centran en instalaciones concretas, infraestructuras, plantas o las industrias de combustibles fósiles que deben cerrarse, hablaremos sobre lo que realmente significan estos cortes y cómo se ven en el terreno. Dejaremos de abordar la mitigación de emisiones de manera abstracta, sino que nos centraremos en los programas políticos que se pueden implementar de inmediato.

Estamos conscientes de que cerrar las infraestructuras contaminantes no son suficientes. Necesitamos una transición justa que incluye construyendo alternativas. A medida que cerramos los instalaciones existentes, infraestructuras, plantas y/o las industrias de combustibles fósiles, aumentaremos la presión política, social y económica de una transición justa.

16. ¿Cuál es el objetivo de la Agenda Climática que va a ser creada?

La Agenda Climática es un plan de acción para una transición justa a través de cierre y reestructuración, creado por comunidades, movimientos y organizaciones que hacen trabajo de campo. La Agenda es basada en el inventario territorial y en exigencias de justicia climática, con el objetivo de nos poner en le rumbo de mantener el calentamiento globar por debajo de los 1.5ºC en 2100.

Evidentemente, se trata de una empresa ambiciosa y sabemos que estamos apenas comenzando. Consideramos el Acuerdo de Glasgow como un nuevo intento de mirar estratégicamente cómo podemos avanzar como movimiento y, obviamente, articularnos con otros componentes del movimiento para que podamos realmente proporcionar planes para ganar, ya que nos damos cuenta de que estamos viviendo en una década decisiva para evitar que el caos climático se afiance definitivamente.

17. ¿A qué se debe el foco en la desobediencia civil y la no-cooperación?

La principal narrativa del Acuerdo es que los movimientos no deben ser arrastrados al fracaso de las instituciones. Somos conscientes del cambio climático desde por lo menos los años 80, hemos intentado diferentes tácticas, han habido dos acuerdos internacionales (ver pregunta 1), y las emisiones continúan sin embargo aumentando mientras el tiempo se agota.

En el momento en que las instituciones nos fallan, la desobediencia civil y la no-cooperación se convierten en los medios más importantes disponibles como ciudadanos de este mundo para ejecutar acciones por nosotros mismos, escalando y coordinándonos globalmente, para alcanzar las reducciones de emisiones indispensables hoy para prevenir una catástrofe climática.

18. ¿El Acuerdo de Glasgow significa que debe abandonarse el trabajo institucional de incidencia política?

No. Toda organización que quiera continuar con el esfuerzo institucional, será bienvenida a hacerlo, simplemente este no es el objetivo del Acuerdo. Este se centra en el poder de las personas y los movimientos para reducir emisiones y cerrar proyectos e industrias. Hasta ahora han sido muchos los movimientos que se han centrado en forzar a las instituciones a actuar, aunque claramente no hemos logrado conseguir los resultados necesarios para prevenir un cambio climático catastrófico. Con el Acuerdo de Glasgow se busca un compromiso para actuar, mientras se invita a las instituciones a ponerse a nuestra altura y comprometerse con acciones concretas.